Centinela del sueño finito de una abeja

P5 Abeja y Juan.jpg

Fui invitado a la Conferencia/performance “A de animal, B de bestiario”, para el cierre la exposición “Hablaba con las salamandras, las oropéndolas y los ornitorrincos…” de Juan Mejía. Tras la idea de escudriñar en el silencio como ausencia de palabras, y en la distancia como una manera de estar, repetí algunas acciones durante la conferencia.

P6_Centinela_del_sueño_finito_de_una_abe

Contemplé una abeja muerta.

P2 Develar un Venado.jpg

Me suspendí de los pies para develar la cara de un venado.

P3. Deambular estereotipadamente.jpg

Deambulé con movimientos estereotipados.

P4 Aguardar.jpg

Aguardé detrás de una reja.

Centinela del sueño finito de una abeja

Performance.

FLORA ars+natura. Bogotá, Colombia 2015.


El material propuesto estuvo influenciado por encuentros con María Palitos (Stick Insect) y por el encuentro con el siguiente fragmento del texto ¿Por qué miramos a los animales? de John Berger: “Ningún animal confirma al hombre, ni positiva ni negativamente. El cazador puede matar y comerse al animal, a fin de que su energía se sume a la que él ya posee. El animal puede ser domesticado, a fin de que constituya una fuente de aprovisionamiento para el campesino y trabaje para él. Pero la falta de un lenguaje común, su silencio, siempre garantiza su distancia, su diferencia, su exclusión con respecto al hombre.” 1

 

Cada acción tuvo diferentes duraciones en las cuales busqué lapsos que me permitieron simplemente ser presencia. Me entregué a la respiración e indagué en lo que necesité para entrar en comunión con lo que fui. Intenté delinear en mi propia existencia la presencia de otros seres.

1. BERGER John. ¿Por qué miramos a los animales? En Mirar. Buenos Aires.

Ediciones La Flor, 1999. Traducción Pilar Vázquez Álvarez

Fotografías: Paula Torrado